HE LEIDO ( FALSO TESTIMONIO) DE FRANCISCO DOMENE

CORTADO

Echo a caminar por estos versos de “Falso Testimonio”  y voy descubriendo su exquisita belleza, el ritmo sostenido bien cogido por mano, el lenguaje preciso siempre bien utilizado por un poeta de sobrados recursos. Poemas directos, profundos, sin ripios ni chirridos. Poemas del hombre, para el hombre. Poesía ésta con mayúsculas, hecha desde el corazón en una sociedad que vive en el frenesí de la desesperación, en el arrebato ungido a un ala de tiempo que ambiciona la luz de lo imposible.
Coge Francisco Domene la figura del hombre como eje socio-político y central del libro, y lo coge como figura capaz de establecer normas y entendimiento. Cree el poeta en el hombre, en lo grandioso del ser humano, en su capacidad de compromiso y razonamiento, apuesta por el hombre que siente en su interior y confía sin censura en el compromiso moral de la palabra, en la hermandad del entendimiento, en lo fácil que sería equitativamente entrelazar posturas sin mitigar tristezas ni alegrías. Cree el poeta en la lógica racional sin trampas que coaccionen ni cohíban la expresión por encima del miedo.
Como uno más, tiende el poeta su mano y su poesía en la forma tangible que  anuda la esperanza y reconoce al tacto el falso testimonio. La parcialidad de quien promete alondras en un mar de salinas.
Como hilo conductor la hebra social de estos poemas va engarzando las esencias que emanan entre las líneas de una poesía sentida y reflexiva que busca en las pausas del verso dejar el mensaje clarividente ascendido por el tubo purificador de la experiencia. Poeta seguro de sí mismo, atrevido que nos advierte en sus poemas que no hay que olvidar el pasado, que hay que recuperar la memoria para afrontar el futuro. No olvidemos que el hombre es el único enemigo del hombre, el causante de cuanta maldad se extiende sin límites por la faz de la tierra.
Versos como la “dignidad es un perro que duerme en la acera” o “la libertad es una estatua ecuestre” no deben pasar desapercibidos, Son auténticas metáforas que invitan a la reflexión. Versos de afirmación y denuncia donde la palabra va unida al pensamiento, poemas de sátira social y justa ironía. Poesía contenida, llena de sarcasmo y humor dice Concha Zardoya en el prólogo.
No es la poesía para el poeta un juego caprichoso de niño adolescente, él mismo nos lo dice en el poema “La Opción Necesaria”; “Francisco Domene, óyeme: A tu edad, la poesía, si acaso alguna vez lo fue, ya no es un juego. Por ella existes tú, y en ella tú en ti te reconoces”.
Poeta serio, valiente que cree en la utilidad de la poesía.

MARTÍN TORREGROSA

Anuncios

Un pensamiento en “HE LEIDO ( FALSO TESTIMONIO) DE FRANCISCO DOMENE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s